Selección de consejeros y directivos

En las empresas familiares, los perfiles de sus altos directivos generalmente no coinciden con los definidos por las consultoras de selección como óptimos para empresas no-familiares de similares características.
En las empresas familiares, muy en concreto en la pymes, los directivos tienen funciones de mayor exigencia a las culturas familiares (que de facto son las de la empresa en cuestión); frecuentemente tienen el encargo de transmitir a los hijos de la familia empresaria los conocimientos y experiencia pertinente a las funciones que realizarán en la misma; a veces tienen que mediar entre diferencias de hermanos o primos; no siempre son bien aceptados por familiares que creían poder alcanzar ese puesto directivo (u otros directivos no familiares de la “vieja guardia”); etc. Por tanto, las consultoras a la hora de seleccionar altos directivos no familiares para empresas familiares, no es raro que fracasen en su selección.
En este sentido, en la selección de candidatos por empresas familiares, se valoran ítems tales como: experiencia directiva previa en otras empresas familiares; habilidades para entender y trasmitir la cultura familiar; grandes habilidades negociadoras para acercar posturas entre los miembros familiares; ganarse la confianza de la familia empresaria muy en concreto del Consejo de Familia cuando le pidan algún encargo a cumplir con algún miembro familiar que trabaja en la empresa; entre otras, son características que tienen en cuenta las familias empresarias a la hora de seleccionar a un Gerente o alto Directivo no familiar.
Dicho de otro modo, no todo perfil directivo idóneo para trabajar en una empresa no- familiar lo es también para una empresa familiar. Es por ello importantísimo contar en esos casos con la colaboración pertinente de asesores expertos en selección de Directivos y Consejeros para empresas familiares.